5 Ventajas de las ventanas de pvc

Si estás pensando en renovar las ventanas de tu casa o estás en plena construcción de tu nuevo hogar seguramente te surja la duda sobre que tipo de material elegir para tu carpintería. PVC, aluminio o madera son las tres opciones más recurrentes pero ¿qué diferencias hay entre una y otra?

Hasta hace unos años, en España, lo más habitual era elegir ventanas de aluminio, quizá por desconocimiento, quizá porque no había demasiada oferta. Las ventajas que ofrece la carpintería en PVC ha hecho que esa situación se revierta y ahora encontramos mayor demanda en este material.

¿Qué es el PVC?

El PVC es policloruro de vinilo. Es el plástico que menos depende del petróleo y además es reciclable por lo que podemos hablar de un material mas respetuoso con el medio ambiente. Gracias a sus propiedades es muy utilizado en el sector de la construcción. Estamos ante un material ligero, versátil, resistente y con una buena relación calidad-precio.

¿Por qué elegir ventanas de PVC?

Las ventanas de PVC tienen numerosas ventajas con respecto a carpinterías en aluminio o madera y cuentan con excelentes propiedades. A continuación os contamos 5 ventajas de las ventanas de PVC que pueden hacer que te decidas por ellas:

  1. Gran aislamiento térmico. Conseguirás un hogar eficiente con un mayor ahorro energético. Esto se debe a que el PVC es un gran aislante y permite conservar la temperatura ambiente en el interior del hogar. En invierno no entrará el frío y en verano, el calor se quedará fuera.
  2. Gran aislamiento acústico. Nuestros hogares serán más confortables gracias a las ventanas de PVC que alejan la contaminación acústica de nuestro entorno. Es suficiente con abrir una ventana de PVC para darte cuenta del bullicio fuera. Una vez cierras, tu casa estará en silencio.
  3. Respetuosas con el medio ambiente. Tal y como hemos explicado anteriormente, el PVC es el plástico que menos depende del petróleo y es totalmente reciclable. En la actualidad, el cuidado de nuestro entorno es prioritario ya sea en reformas o nuevas construcciones por lo que la carpintería de PVC es la más elegida.
  4. Son resistentes y duraderas. A diferencia de las ventanas de madera, el PVC no requiere mantenimiento, no se hincha ni se pudre con el agua, no le afecta las temperaturas ni la incidencia de los rayos del sol, no es inflamable y no le afecta la erosión marina que puede existir en zonas de costa.
  5. Versátiles para cualquier tipo de cerramiento. La gran gama existente de ventanas de PVC con respecto a formatos y colores nos permite usarla en cualquier tipo de proyecto. Los distintos modelos de ventanas Bigwin hará que puedas elegir entre ventanas abatibles, osciloparalelas, correderas o elevables de gran calidad y diseño.

En definitiva, nuestra recomendación siempre será que optes por ventanas y puertas de PVC. Si quieres tener mayor información para decidirte, no dudes en visitar tu tienda Bigmat más cercana, allí encontrarás toda la gama de ventanas Bigwin y el asesoramiento que necesitas para la compra de ventanas y puertas para tu hogar.